El primer auto eléctrico que gana una etapa del Rally Dakar
El Audi RS Q e-tron, ganó el tercer día del Dakar su primera etapa con el español Carlos Sainz al volante y ha marcado un hito. Es el primer vehículo eléctrico en lograr una victoria parcial en la carrera de autos más exigente del mundo.

6 enero, 2022

Cuando se anunció que Audi ingresaría al Dakar con un vehículo eléctrico, los ojos de los conocedores de la carrera más exigente del mundo se deben haber abierto tan grandes como nunca antes. Los de quienes saben de la tecnología eléctrica, también. Pero no porque sea imposible correr un Dakar con un auto eléctrico, sino porque Audi no iría solo a correr, sino a ganar, y ahí las cosas serían más complicadas. Este 4 de enero, el Audi RS Q e-tron, ganó la etapa del día del Dakar y empezó a escribir una nueva historia.

No es la primera vez que un auto 100% propulsado por electricidad corre esta carrera. El proyecto español de Acciona Energy fue el precursor y un argentino, Ariel Jatón, no solo fue el líder del proyecto, sino el piloto en las tres ediciones del Dakar en las que participó, por aquel tiempo en Sudamérica, en los años 2014, 2015 y 2016.

Con mucha evolución de por medio, ese tipo de vehículos sigue su desarrollo actualmente con Jatón trabajando en un prototipo llamado Ebro Ecopower, pero Audi fue por otro camino, porque la problemática en todos los casos, es la autonomía que estos automóviles necesitan para completar etapas que pueden llegar a superar los 750 kilómetros de extensión. Sí, hay autos eléctricos que superan esa autonomía, pero no van corriendo una carrera, en la que el consumo es mucho mayor, especialmente en momentos críticos como tener que atravesar altas dunas de arena floja.

Así fue como Audi desarrolló el RS Q e-tron para el Dakar, optando por una manera mucho más accesible y efectiva de generar electricidad mientras el auto va corriendo, y esa es incorporando un motor de combustión interna y un motor eléctrico adicional que haga las veces de generador, para producir energía eléctrica a la batería.

El motor térmico es un TFSI 2 litros de 4 cilindros con turbo, que no requiere funcionar por encima de las 6.000 RPM, y que es capaz de generar una potencia constante que oscile entre 140 y 220 kW, o sea entre 190 a 300 CV. El motor está situado en el centro del vehículo, detrás de los tripulantes y de la batería. Para alimentar de combustible, tiene un tanque de 295 litros, que también está alojado en el piso del auto, para generar mayor estabilidad.

Fuente: www.infobae.com (Diego Zorrero)

0 comentarios

Enviar un comentario

Te puede interesar…